domingo, 25 de enero de 2009

Paren a mi cerebro!... no quiero pensar

Desde que volvimos de la playa ando colgada mal, pensando en el chiqui, en lo que me dijo, en lo que sentí. El lunes mi cabeza era una calesita, giraba y giraba sin terminar. Después de la visita a la psicóloga y mis mínimas horas de sueño, las vueltas se hicieron más lentas. La Psico me dijo algo que después, no se si porque se ajusta a esta secuencia mi cabeza lo utiliza o qué, hizo que me cayeran unas cuantas fichas. El martes… era otra persona. Mi cabeza estaba un poco más en orden, pero necesitaba desencallar viejos barcos. Por eso le metía onda con mi guacho-chongo, necesitaba verlo (amen de estar on fire) y decirle que era un pelotudo y que ya había avanzado. Pero el forro no acusó recibo!. Le mande un texto al chiqui que sigue en la costa, repitiéndole que necesitaba hablar con él en cuanto llegue, que ya tenía respuestas a sus preguntas. De ahí se dieron una seguidilla de mensajes, la cual cerró con la idea de que ya sabemos que voy a decir y que por qué no lo dije antes: NO DABA! Nunca me había dado cuenta conciente de que podía llegar a haber algo entre nosotros, fue cuando me preguntó que lugar ocupa en mi vida, que me sacudió la estantería.
Ayer vinieron las chicas a casa, hicimos caipiroska night, y entre una y otra me pintó mandarle un texto (él me había escrito la noche anterior) y bueno le dije que estabamos en mi casa tomando tragos, me respondió que cuando le preparo uno a él.. bla bla. Sale obviamente el tema del ordenamiento capochoril que ocupó mi cuerpo esta semana, le dije que ya estaba decidida y ahí le entró el miedo a él (que hace relativamente poco terminó una relación de convivencia de varios años. Aún no sé que paso) . Con lo cual, como cada vez me era más difícil leer las letras o intepretar o escribir, le terminé diciendo que mejor hablaramos de esto cuando nos viéramos, que no daba textearnos for ever. Accedió.
Llega el sabado, para una fiesta gran en el barrio. Me llamará? Lo tengo que llamar? El mismo sábado? Dior esto puede cambiar mi vida… ME DA MIEDO!

7 comentarios:

Secuaz dijo...

Cag**** te dió miedito...

Flaca, si vas a encarar la situación con miedo...fuiste...lo que quieras decir no lo vas a decir (otra calesita como el guacho chongo????)...y seguro va a salirte el tiro por la culata...

Psicoloca dijo...

Uh loco como me bardeas!!!
No no va a pasar como el guacho chongo, porque por más miedo estoy totalmente decidida a hablarle. AL guacho-chongo siempre le daba vueltas bolo.. vos sabes, que si que no... pero al Chiqui le voy a decir todas las cosas que tengo para decirle. Pero bueno.. me da miedo jajaja. No por hablarle.. sino por lo que pase después.
MALO!

Psicoloca dijo...

jm.

BLUEKITTY dijo...

Qué bardero el tipo éste! Uff nena, no quisiera estar en tu cabeza en este momento, suena a que explota. Ojo! Una amiga mía hizo hace un tiempo atrás terapia o como se le llame, y está de diez. Barrió con todo lo malo y desechable del pasado que a veces uno no sabe cómo sacarlo cuando ya no sirve y lo guardás para juntar más y más basura en el cerebro. Durante el proceso tuvo muchos altibajos porque de eso se trata, encuentran al parecer, cosas tuyas bien escondidas. Pero como que vale la pena.

En cuanto al chongo, te comprendo que dé miedo. Pero a veces hay que jugar la última ficha para dormir tranquilas, no ser nosotras las cagonas y dejar ese papel para otros. Luego cada ficha caerá en su lugar, esperemos.
Suerte!

Psicoloca dijo...

Gracias linda, sos dulce!
Esperemos que salga bien

Feminoides dijo...

eh eh no bardeen a la psicoloca que me pongo loca eh! jaja

Dale nena ya falta menos! besos amiga! espero que seas tan tarada como yo (aunque sos un poco mas jajaj)

Minerva dijo...

Hey psico, ni sabia de la existencia de este loconsultorio! ya te agrego a mi blogn'roll

Besos!